Elvalordeuncuento.es

El valor de un cuento

Superpatata

Superpatata son una serie de comics enfocados a niños pequeños. Están indicados a partir de 6 años, aunque cada niño es un mundo y esa cifra es orientativa.

Son unas historias divertidas y no demasiado largas, de forma que a los peques les resulte fácil seguir la historia. Destacan los dibujos sencillos y de colores vivos, perfectos para captar la atención de los niños. En cuanto revisas un poco las viñetas ves que apenas hay texto. Los personajes y la acción se expresan de forma directa y con palabras sencillas.

Superpatata

A mi hijo le encantan los comics de superpatata. De hecho, creo que es el primer comic que le ha gustado. Al principio le compré varios, todos ellos enfocados al público infantil. Eran divertidos, pero en su primer contacto con los comics un niño debe absorber mucha información. Al fin y al cabo está acostumbrado a cuentos infantiles, y los comics tienen sus propias reglas y formas.

El peque tiene que entender cómo seguir las viñetas, interpretar los gestos en la cara de cada personaje, entender lo que significan ciertos símbolos, que las líneas del dibujo indican velocidad... pequeños detalles que todos captamos sin siquiera esforzarnos pero que son nuevos para un niño que toma entre sus manos las páginas de un tebeo por vez primera.

Reconozco que el autor de superpatata ha hecho un gran trabajo en este sentido. La aparente sencillez de la historia y dibujos están muy bien planificados para ayudar al pequeño a seguir la historia. A entender lo que pasa. Y así se consigue que el niño disfrute de la lectura y se lo pase bien.

La propia historia del personaje es graciosa (un super-heroe convertido en tubérculo), y luego en cada comic se va enfrentando a situaciones y rivales diversos y siempre originales. Nosotros hemos leído ya 4 números de la colección, y poco a poco irán cayendo los demás.

Mi hijo ha ido cumpliendo años, y Superpatata ha sido la puerta de entrada ideal para aficionarle a la lectura. A mi hijo no le gusta leer. Hay niños a los que sí, pues al mío no. Me dan un poco de envídia aquellos padres cuyos niños están encantados con que les regalen libros. Mi hijo no tiene la lectura entre sus grandes hobbies. Y no pasa nada. Pero claro, que lea es importante y tenía que buscar una manera de que empezase a pasarlo bien sumergiendose en unas páginas de papel.

Lo he ido logrando con los comics. Son muy visuales, tienen personajes llamativos e historias rápidas y fáciles de seguir. Superpatata fue el primero, pero le han seguido muchos otros. Todas las semanas cae algún nuevo comic y mi hijo se los lee con ganas. Ya ha aprendido que leer es divertido, que en esas páginas se ocultan grandes historias y aventuras. Cada vez le doy comics con más texto, y algún que otro libro.

Lo he hecho poco a poco, pero al final estoy consiguiendo que le encanten los comics. Lo siguiente en la lista son los "libros". Estamos en ello. Superpatata ha sido una gran elección para empezar.