Elvalordeuncuento.es

El valor de un cuento

Cuentos para entender el mundo

Si te gusta leer, probablemente recordarás el primer libro que leíste por tu cuenta cuando eras pequeño. El mío fue Garbancito, una historia sobre hacer amigos, conseguir tus sueños (no importa lo pequeño que seas) y, por supuesto, aceptarte como eres.

Pero lo que más recuerdo de Garbancito, es que fue el primer libro infantil que me hizo pensar en el mundo de manera diferente.

Cuentos para entender el mundo

Como dice una amiga mía propietaria de una librería infantil: "Cuando lees un libro de niño, se convierte en parte de tu identidad de una manera que ninguna otra lectura en toda tu vida lo hace."

¡Y es definitivamente cierto! He leído cientos (probablemente miles) de novelas asombrosas, memorias y títulos de no ficción en mi vida de lectora, pero los libros que he leído y que siempre podré recordar de memoria son los libros de mi infancia.

Después de todo, los libros infantiles fueron los primeros libros que me hicieron ver el mundo de manera diferente. Y si quieres lo mismo para tus hijos, una lectura que no deben perderse es la colección de Cuentos para Entender el Mundo.

Se trata de 3 volúmenes que narran cuentos cortos que te hacen pensar y sentir sensaciones que pensabas que tenias escondidas.

Su autor, Eloy Moreno, nos cuenta en el prólogo que nunca le han gustado los típicos cuentos de Cenicienta, Caperucita Roja o Los 3 Cerditos, por ser demasiado irreales.

Y es cierto, quizás estos cuentos de toda la vida se han quedado anticuados para la vida moderna, y no consiguen mover por dentro ni a niños ni a mayores.

Por eso, ha creado (o como el dice, adaptado) una colección con cuentos que emocionan y hacen replantearte el mundo.

Comenzamos a analizarlo por el primer tomo: Cuentos para entender el mundo. Este es un libro dedicado a todas las personas que siguen siendo niños por dentro, aunque lo disimulen muy bien por fuera.

Se compone de 38 cuentos cortos inspirados en fábulas populares, orientales o zen, que no solo tienen moraleja, sino que también te hacen pensar, reflexionar, sentir, y vivir.

La edad recomendada es a partir de 5 años, aunque, por supuesto, también lo pueden leer y disfrutar los adultos.

Y como menciona en las instrucciones de uso: son para contarlos, vivirlos, imaginarlos, y sentirlos. Y si te ha hecho comprender mejor el mundo, intenta mejorarlo.

La mayoría de los cuentos tienen una ilustración que ha creado Pablo Zerda, un gran trabajo.

Sin duda, mi favorito es el cuento “El niño que puedo hacerlo”. Pudo hacerlo sencillamente porque no había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo.

Y tal fue el éxito del primer volumen, que ha sacado otros dos más, Cuentos para entender el mundo 2 y Cuentos para entender el mundo 3. Estos otros tomos tienen la misma esencia que el primero, invitar a la reflexión.

No todas las historias que hay son dulces y simpáticas, hay cuentos duros que te llegan a lo más profundo de las entrañas; y otros que te recordarán relatos de la infancia como nunca los habías visto antes.

Y es un gran método para que los más pequeños disfruten de la lectura, pero que también empiecen a extraer sus propias conclusiones y moralejas de las historias.

Se puede leer tanto en casa como en la escuela, o en los dos sitios a la vez, ya que es súper recomendable para toda la familia.